Cómo se hace una mamografía

Enlace Patrocinado

La mamografía se hace previo a la preparación simple de la mujer que debe evitar colocarse perfumes, antitranspirantes o desodorantes, no llevar colgantes de metal tal como sucede al hacerse una radiografía común, convenientemente vestida con un pantalón o falta con una blusa para poder desvestir la zona del torso fácilmente, ya que de este modo es más fácil quitar la blusa junto con el sostén y poder hacer las capturas de las radiografías necesarias. También en el caso de que tenga prótesis mamarias debe comunicárselo al tecnólogo, a fin de que éste tenga un cuidado especial al comprimir las mamas.
Luego sin miedo ya que se trata de un examen que no es doloroso y que no cuenta con efectos secundarios a pesar de haber difundido la noticia de que se relaciona con el cáncer de tiroides, la mujer se deberá sentar o parase frente al mamógrafo con las mamas colocadas sobre una placa, luego descenderá otra placa transparente para comprimirlas. Se trata de una compresión suave y firme. De este modo las mamas permanecerán aplanadas sin poder movilizarse. Este método permite capturar buenas imágenes.
Las mamas no serán dañadas aunque se trate de mamas con prótesis mamarias, éstas no se dañarán. El examen se realiza en una mama para luego continuar con la otra con una compresión que dura unos pocos segundos.

Asimismo es necesario capturar imágenes desde otro ángulo por lo tanto las placas serán inclinadas a fin de obtener dos radiografías desde distintos ángulos obteniendo en total cuatro de ellas.
Las mamas se colocan de una por vez. La mayor presión sobre ellas permite obtener mejores imágenes y por ende mejores resultados porque los tejidos pueden ser extendidos por completo.
La mama se debe mantener firme, ya que de lo contrario las imágenes obtenidas serán borrosas y además de este modo es posible visualizar cualquier anomalía por pequeña que sea y a su vez también se posibilita la mínima emisión de rayos X.
El tiempo total del examen llega aproximadamente a la media hora en la cual se captura una imagen desde arriba y otra desde el lateral, por ello serán cuatro capturas en total.
Es recomendable que la mujer elija un centro de diagnóstico que le inspire confianza.
Luego del examen los resultados serán interpretados por el radiólogo, quien a su vez redactará el informe que se adjuntará a las radiografías a fin de que la mujer lleve el resultado al médico solicitante quien leerá el informe, observará las radiografías y opinará al respecto.
La interpretación de las radiografías y del informe debe ser realizado por el médico. De nada sirve que la mujer se anticipe a leerlo, ya que al basarse en términos médicos difícilmente pueda llegar a hacer una buena interpretación, por el contrario la anticipación de su lectura tiende a confundir a la mujer.
Lo cierto es que algunas veces los resultados pueden ser esperados después del examen dependiendo de cada centro de diagnóstico, ya que otras veces deberá esperar algunos días hasta poder obtenerlos, pero es importante no dilatar la búsqueda del resultado a fin de disipar cualquier duda y además evitar el riesgo de un tratamiento tardío después de que se hace una mamografía.

Pistas anteriores

  1. [...] Cómo se hace una mamografía [...]

Deje sus comentarios

*